Textos para meditar

Textos para meditar

EL PUEBLO DE DIOS.

Voy a referirme a uno de los términos con los que el Concilio Vaticano II definió a la Iglesia, el de “Pueblo de Dios” (Constitución dogmática Lumen Gentium, 9, Catecismo de la Iglesia Católica, 782). Y lo hago con algunas preguntas acerca de las cuales todo el mundo pueda reflexionar.[…]

DIOS SE REVELA A TI

El fondo del misterio del diálogo de la oración, es la presencia de Dios en ti. Si puedes estar en Dios, es porque él ha querido estar en ti. Si puedes mantenerte así ante Dios, con él y en él, es porque ha tenido a bien el mostrarse a ti[…]

LA IGLESIA: DEL DOLOR A LA ESPERANZA

La herida que sufre la Iglesia es inmensa. Frente a los hechos que hemos ido conociendo, algunos católicos se manifiestan muy decepcionados. No pocos experimentan verdaderas crisis de fe. Otros han ido perdiendo la esperanza. Y no es para menos. Es grave, gravísimo, que un sacerdote abuse de un menor.[…]

EL REINO DE DIOS ESTA DENTRO DE NOSOTROS

No se trata de un anuncio de cómo será el final. Jesús nunca explica esos “cómos”. La escena del Juicio Final precisa cuál es el contenido del juicio, no cómo será la escena del juicio. El contenido del juicio, su materia, es lo que le importa a Jesús. Es importante[…]

ORACION DE ALABANZA

Las primeras comunidades cristianas releen el libro de los Salmos cantando en él el Misterio de Cristo. (catecismo N° 2641) Hablar de alabanza es centrarse en la descripción de la fiesta que improvisó David por la llegada del arca de la Alianza. (2 Samuel 6, 12-15 .17-19). El rey David[…]

DIOS ES AMOR

«Nosotros hemos creído en el amor que Dios nos tiene.» Este creer en el Amor de Dios es lo que nos define a los cristianos y lo que constituye el núcleo más íntimo de nuestra experiencia cristiana. Merece la pena ponerlo de relieve precisamente hoy, en un momento en que[…]

ENTREGARSE EN LAS MANOS DE DIOS

¿En quién tienes puesta tu esperanza? El Evangelio que nos relata el caminar de Jesus por las aguas tiene como antesala la multiplicación de los panes. Recordemos que la multitud ha sido curada de sus enfermedades y ha sido alimentada hasta la saciedad. En cierto sentido, Jesús y los discípulos,[…]

NO TENGAS MIEDO

“Yo soy quien te manda que tengas valor y firmeza. No tengas miedo ni te desanimes porque yo, tu Señor y Dios, estaré contigo dondequiera que vayas” (Josué 1.9) Todos sufrimos de temores en algún momento de nuestra vida. Es uno de los primeros sentimientos que experimenta todo ser humano[…]

VIVAMOS EN PERMANENTE ADVIENTO

El adviento en el Antiguo Testamento En el primer domingo de Adviento comenzamos un nuevo año litúrgico. El tiempo de adviento se caracteriza por su complicada estructura. Por una parte, recordamos el larguísimo tiempo de adviento que precedió a la venida del Mesías. Esta es la causa de que encontremos,[…]

UN PLAN PARA RESUCITAR

De pronto, Jesús salió a su encuentro y las saludó, diciendo: ‘Alégrense’” (Mt 28,9). Es la primera palabra del Resucitado después de que María Magdalena y la otra María descubrieran el sepulcro vacío y se toparan con el ángel. El Señor sale a su encuentro para transformar su duelo en[…]